Rafael Caviedes: El Estado fallido y la reforma pendiente

La salud moderna se mide por el valor agregado al gasto, esto es, la prevención, la eficacia del tratamiento y, fundamentalmente, la satisfacción percibida por los pacientes. Para lograrlo, muchos países se basan en un modelo que privilegia la colaboración público privada y la libertad de elección de los ciudadanos.